Translate

sábado, 31 de agosto de 2013

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES. La primera Chica del Dragón Tatuado



LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES

Män som hatar kvinnor


Niels Arden Oplev, 2009

La crítica se refirió a la trilogía de novelas detectivescas del sueco Stieg Larsson como “una especie de Harry Potter para adultos”… sea lo que sea que eso implique. El caso es que los condenados libritos (que son nomás mamotretos de 800 páginas cada uno) sí son endemoniadamente adictivos, y se convirtieron en un fenómeno literario a nivel mundial a finales de la década pasada. A la fecha se han adaptado a los medios más diversos: Está la trilogía de películas suecas, la primera entrega de los remakes estadounidenses, las novelas gráficas, una serie de televisión sueca y no estoy muy seguro, pero casi puedo apostar que en Europa hay juegos de rol sobre el tema.
    Pero ¿podrán las versiones fílmicas igualar el éxito de sus contrapartes impresas?
    Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist) es el exitoso periodistas estrella de la revista independiente Millenium, una publicación dedicada al análisis económico y político. Después de un fuerte escándalo que llevará a Blomkvist a los juzgados, éste es contratado por el multimillonario empresario Henrik Vanger (Sven-Bertil Taube) para una investigación particular: Harriet (Ewa Fröling), su sobrina, desapareció sin dejar rastro 40 años atrás. Las pesquisas policiales fueron un callejón sin salida y todos los miembros de la extensa familia Vanger, todos ellos socios de la millonaria empresa, tenían sus motivos para desaparecer a Harriet. En el transcurso de tan peculiar asignación, Blomkvist recibirá la insospechada ayuda de Lisbeth salander (Noomi Rapace en el papel que la lanzó a la fama), una hacker antisocial con un pasado tormentoso, quien lo ayudará a desvelar los misterios que rodean la desaparición de la chica y podrían desentrañar un terrible secreto familiar.

    Sólo por no dejar, iniciaré esta crítica con la misma pendejada que dicen los que leyeron un libro, se volvieron fans y luego vieron la película “basada en”: Yo me lo imaginé muy diferente. Ya. Lo dije… y he de decir también que nunca he ido a Suecia y, aparte de saber que en Estocolmo hay un museo dedicado a ABBA, soy bastante ignorante acerca de su cultura.
    Aclarado lo anterior, entraré en materia. Esta película es una adaptación casi literal de la novela de Larsson, y por eso es que funciona tan bien. Se trata de un thriller tipo Whodunit a lo Agatha Christie, pero lleno de giros de tuerca y de subtramas interesantes. Encuentra sus principales influencias en películas como Seven: Los siete pecados capitales (Fincher, 1995) y Resurrección (Mulcahy, 1999); así que por el lado de la historia podemos decir que la peli se encuentra cubierta.

    Continuando con mi tozudez de “en mi cabeza se veía mejor” confesaré que en una primera instancia no me gustó nada el casting. No lograba ver a los actores como sus personajes, principalmente en los casos de Nyqvist y Taube, la única que me parecía convincente en su papel fue la Rapace.
    Pero los actores se encargaron de taparme la boca.
    Las actuaciones son tan buenas que conforme fue avanzando la película, me ganaron; y dejé de comparando a los personajes en pantalla  con los que mi imaginación había creado primeramente. Ésos se fueron a tomar un receso. Lo que es más, lograron que me interesara sobremanera en la película, a pesar de que ya conocía la trama y la resolución del misterio de antemano.

    La producción no es nada fuera de lo ordinario y casi no hay efectos especiales. En realidad tiene pinta de haber sido una película bastante económica, y es que como lo dije arriba, su fuerte es la historia. El guión es bastante adecuado y condensa los acontecimientos de la película de forma eficiente y bien dirigida, eso sí, sacrificando algunas de las subtramas.
    A este respecto también añadiré que la película, por obvias razones, sólo se enfoca en desarrollar el carácter de los personajes centrales; y los personajes secundarios quedan bastante relegados. Algunos que en la novela son importantes, como Dragan Armanskij o Holger Palmgren, ni siquiera son nombrados en pantalla. También otros personajes que Larsson escribió como más complejos o con una colección bastante variopinta de  virtudes y defectos, como Henrik Vanger o su sobrina Christina, se sienten un poco acartonados.  Como compensación, los personajes centrales sí están muy bien delineados.
    Esta cinta cae además en la tentación de muchas pelis que buscan adaptar una obra del medio impreso al cinematográfico: se vuelve demasiado narrativa por momentos; y es que, honestamente, las imágenes sucediéndose unas a otras a través de fadings mientras una voz en off nos va narrando lo que sucedió siempre me ha parecido una resolución muy pobre para una secuencia. En especial cuando se trata de adaptar una obra que ya es narrativa desde su origen. A pesar de esto, el ritmo de la cinta es bastante bueno y casi ni se sienten las dos horas y media que dura.

    Se trata de una buena película, no excelente, pero sí un thriller bastante efectivo que logra mantenerlo a uno al borde del asiento. Su único gran defecto es precisamente su mayor virtud: Al ser una adaptación tan literal de una novela, difícilmente sobrepasa el nivel de ilustración del texto y, de hecho, ambas versiones podrían excluirse mutuamente. Si uno ya leyó la novela, puede obviar la película y viceversa. 

PARA LA TRIVIA: El periodista y escritor de ficción Stieg Larsson, creador de la trilogía Millenium, nunca llegó a disfrutar de las multimillonarias ganancias de sus libros. Larsson comía tres veces al día en McDonald’s, padecía insomnio, bebía compulsivamente café y fumaba tres cajetillas de cigarros diariamente. Como resultado, el infortunado autor falleció víctima de un poco sorpresivo (admitámoslo) infarto que lo atacó mientras subía las escaleras de su oficina, ubicada en un séptimo piso, pues el elevador se encontraba descompuesto. Justo regresaba de entregar a su editor el manuscrito del último libro de la trilogía. 


2 comentarios:

  1. Para mi es una buena película así, a secas, aunque en la Cineteca fue un trancazo y causó furor! Y de verdad la versión gringa con el James Bond rubio si desmerece frente a ésta. de verdad que la trama te atrapa aunque para mi el final es algo flojo y medio incongruente después de tanta intensidad en la trama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el final es flojo porque después de la batalla climática todavía se cuelga mucho; pero ese defecto lo arrastra desde la novela.

      Eliminar