Translate

miércoles, 23 de diciembre de 2015

STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA. "It's a trap!"


STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA
Star Wars: The Force Awakens

J.J. Abrams, 2015

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana... en la que pasaron tres generaciones y a nadie se le ocurrió inventar los barandales… Es un tiempo de incertidumbre en la galaxia y entre la fanaticada. George Lucas ha vendido Lucasfilm Ltd. A The Walt Disney Corporation y la Casa del Ratón, temerosa de que los actores de la Trilogía Original murieran de viejos, apresuró la producción de un nuevo episodio de la saga, mismo que continuaría con la historia a partir de donde se quedó después de El regreso delJedi (Marquand, 1983). o algo así.


    Treinta años han pasado desde la caída del Imperio Galáctico. Luke Skywalker (Mark Hamill) ha desaparecido sin dejar rastro tras su fracaso por entrenar una nueva generación de jedis. Sin su apoyo, un grupo militarizado conocido como la Primera Orden, surgido de los residuos del Imperio, ha cobrado fuerza y busca apoderarse de la galaxia, lo que ha ocasionado el surgimiento de una guerrilla conocida como la Resistencia. El mejor piloto de la Resistencia, Poe Dameron (Oscar Isaac), se encuentra en una misión secreta asignada por la generala Leia Organa (Carrie Fisher) para recuperar un mapa que podría indicar la localización de Skywalker.
    Sin embargo, Dameron es interceptado por las tropas comandadas por el caudillo de la Primera Orden, un wannabe de Lord del Sith llamado Kylo Ren (Adam Driver), y se ve obligado a ocultar el mapa en un droide BB-8 que queda vagando por el desierto en el planeta Jakku (que es increíblemente parecido a Tatooine). BB-8 cae en manos de una chatarrera llamada Rey, quien parece ser, de manera innata, sensible a la Fuerza (Daisy Ridley).


    Ahora Rey y el stormtrooper renegado Finn (John Boyega) hacen suya la misión de llevar al droide al cuartel general de la Resistencia, encontrando en el camino a los legendarios Han Solo (Harrison Ford) y Chewbacca (Peter Mayhew). Mientras tanto, la Primera Orden pone en funcionamiento el arma máxima: La estación de batalla Starkiller, que abarca todo un planeta, y que roba la energía de las estrellas y la canaliza en un rayo destructivo de capacidad inimaginable, capaz de aniquilar sistemas planetarios enteros.


    Así como lo leen. El argumento de El despertar de la Fuerza es un plagio descarado del argumento de La guerra de las galaxias (Lucas, 1977). Incluso por ahí leí que, con esta película, J.J. Abrams había inventado la secuela/reboot/remake ‒no estoy completamente de cauerdo, estoy casi seguro de que debió haber algunos otros antes‒.  Y eso que ya ni narré la parte en la que Rey es capturada por Ren y es llevada prisionera al interior de Starkiller, lo que desencadena un rescate por parte de Solo y Finn, y un ataque al planeta liderado por Dameron. De verdad, es la misma maldita película.
    En general, pude notar dos cosas de esta cinta: La primera es que estaban tan preocupados pro mandar a la goma la Trilogía de Precuelas que cayeron en el absurdo de parecer que estaban jugando al Día Opuesto de Bob Esponja. Me refiero a que hay muchos elementos en pantalla cuya única justificación parece ser “llevarle la contraria a las precuelas”. Y aunque sí pueden considerarse como un fracaso ‒quizá con excepción de Episodio III (Lucas, 2005) que no está tan mal‒, la verdad es que plantearon un par de elementos valiosos que merecían ser rescatados.


    Digo, el resultado final es bueno. La gran mayoría de las criaturas que se ven en la película son animatrónicos y el uso de escenarios digitales fue reducido al mínimo. Así pues, la película tiene un look diferente y se ve menos artificial que sus contrapartes de la década pasada. Aunque pudieron esforzarse más con los personajes. Lo digo particularmente por Maz (voz de Lupita Nyong’o, la segunda mexicana en Star Wars, cuyo personaje es más o menos la misma idea que Dexter Jetser en EpisodioII), que es enteramente digital y sí contrasta con otras criaturas.


    Del mismo modo, mandaron a volar casi por completo los escenarios digitales y casi todas las escenas de esta película fueron grabadas en sets o en locaciones reales, muchas de ellas bastante impresionantes. La utilización de locaciones reales realmente realza la película. Felicidades a los que hayan hecho el scouting.
    En segundo término está lo que en verdad odié de esta película: Se regodea en la autocomplacencia y el onanismo. Nadie en esta cinta quiso salirse de su zona de confort: El argumento, pirateado de la primera película; nuestros personajes favoritos están de regreso, a pesar de que ninguno de ellos haga falta realmente (hagan la prueba, la historia se puede contar perfectamente sin Han, Leia, Chewie, 3PO, R2 ni Luke); un villano light que no se robaría la película ni aunque su vida dependiera de ello; la música, variaciones de los temas clásicos de la saga; la historia prácticamente no ha avanzado en 30 años y por aquí y por allá hay referencias a la Trilogía Original, porque si todo lo demás falla, siempre se puede apelar a la nostalgia.


    El problema de plagar tu película de referentes y de cosas prestadas de oras películas es que te niegas la posibilidad de sorprender al público —porque sus giros de tuerca son predecibles y están medios piteros, la verdad—. Por lo menos en la Trilogía de Precuelas se atrevieron a tomar riesgos... en la mayoría de las cosas nuevas que intentaron, fracasaron miserablemente, pero al menos se atrevieron a probar.


    De entrada, el panorama es bastante desalentador: Han pasado tres décadas después de la caída del Imperio... ¡y todo sigue igual! Yo esperaba ver a Leia en algún alto cargo diplomático, a Han quizá como un empresario o no sé, o a Luke como el líder espiritual de la Nueva República; pero no. Todos siguen haciendo exactamente lo mismo que cuando los dejamos y ni siquiera parecen haber crecido o evolucionado intelectual o emocionalmente. Y Luke ni siquiera anda por ahí, se fue a esconder en una línea argumental que es casi un plagio del primer arco narrativo de los cómics de Thundercats de Image[1]. Así da la impresión de que las grandes hazañas y los sacrificios de los personajes en la Trilogía Original fueron en vano.
    Tampoco me encantó la música. Además de un par de variaciones sobre temas clásicos de la Trilogía Original, no encontré ningún elemento que me indicara que ésta era una partitura de John Williams. Al diablo mandó las composiciones operísticas y wagnerianas que se basaban en la utilización de leit motivs y que tanta personalidad le dieron a las películas originales. Quizá le parecieron anticuadas o yo qué sé, pero recuerdo que en la Trilogía Original si bien no compuso un tema para cada personaje, sí se tomó la molestia de por lo menos hacer un tema musical para cada película (Duel of the Fates para Episodio I, Across the Stars para Episodio II y Battle of the Heroes para el III).


     Y, ¿qué onda con Kylo Ren? ¿Será atrevido de mi parte llamarlo el peor villano de la saga? Es decir, Jango Fett es pésimo, pero al menos tiene escenas padres. Darth Maul ni siquiera habla, pero tiene uno de los mejores diseños y el arma más padre de toda la saga... ¿Pero y Kylo Ren? Es débil, no sólo como Sith sino como personaje, no está muy bien actuado que digamos y la verdad es que toda la fuerza o presencia que pudo haber tenido la pierde cuando nos es revelada su identidad... Lo que sucede como a la media hora de película. De ahí en adelante sólo es ver cómo el muchacho hace sus berrinches y cómo la intervención que quisieron hacer sus padres fracasa.


    ¡Caray! Era un personaje que daba para tanto... incluso mantener el misterio de su identidad hubiese sido una jugada válida y un pretexto para meter otra escena referencial a El Imperio contraataca (Kershner, 1980) cuando Ren habla con Han Solo ‒sí, hubiera estado medio mamón, pero habría funcionado‒. Pero no, señores. Abrams, bien plantado en su zona segura, no se atreve a mantener el enigma por demasiado tiempo, quizá porque sabe que eso fue lo que vinimos a ver y que las nuevas generaciones, hacia quienes va más enfocada esta peli, son muy desesperadas y no soportarían ir atando cabos hasta el final de la cinta para adivinar quién es.
    Finalmente, el lightsaber de Ren está padre. Es un poco más burdo que los lightsabers que hemos visto en otras películas de la saga, pero esto simplemente nos indica que las habilidades de Ren aún no están pulidas del todo y eso me pareció un buen detalle. Aunque también creo que se pudo explotar más.


    Por cierto que el líder supremo Snoke (Andy Serkis porque, coño, el tipo es un gran actor de criaturas y hay que tenerlo en una peli de Star Wars haciendo… algo) también me pareció un villano bastante decepcionante. Y en general todo el rollo de la Primera Orden. Vuelvo a lo mismo ¿Por qué pudo formarse un grupo así debajo de las narices de la República? Digo… se ve que mantenerlo sale caro. Creo que la historia del advenimiento de la Primera Orden hubiera sido un argumento muy interesante.


    Lo que sí me encantó fue la actuación de Ridley. En general, todos actúan bastante bien; pero es Rdley quien se roba el show. Además, su personaje es entrañable y la chica lo interpreta bien. Nuevamente, quizá habría sido mejor ver un poco más de desarrollo en cuanto al uso de la Fuerza; pero en general creo que está bien.
    Me hubiera gustado que no todo le saliera perfectamente bien a la primera y que necesitara adiestramiento para hacer... todas las maravillas que hace y para las que parece tener un talento innato ‒hasta Luke era medio güey al prinicpio‒. Supongo que será tarea de los Episodio VIII y IX justificar sus habilidades y, sobre todo y espero que de verdad lo sepan hacer, poner en crisis al personaje, como le pasó a Luke en El Imperio contraataca.


    Esta película es como muchas personas: Pierde un poco su identidad al tratar de complacer a todos. Aunque, por otro lado, debo reconocer que en ese aspecto es sobresaliente: Logra entretener y hasta cautivar al público, la trama no es demasiado complicada para que sirva como película introductoria a nuevos públicos; pero aun así complace a los fans de la Trilogía Original no sólo retomando elementos de ella, sino prácticamente borrando de la existencia la Trilogía de Precuelas. Y también hay mucho material que puede ser consumido por neófitos y villamelones. Además, hay una tarea sumamente importante con la que la cinta cumple cabalmente: Sí me dejó con ganas de más y esperando con ansias el Episdoio VIII.


    Por cierto… ¿Fui el único al que le molestó que no le quitaran el casco a la capitana Phasma (Gwendoline Christie)? ¿Fui el único que le mentó la madre a Maz cuando se niega a explicar cómo recuperó el lightsaber de Luke ‒digo, porque lo perdió cuando le mocharon la mano en Bespin‒? En general, aunque me gustó bastante El despertar de la Fuerza, la sentí un tanto superficial. En el sentido de que tuvieron muchos elementos que pudieron explotar mucho más.
    A final de cuentas, me gustó bastante y salí contento del cine... Pero no puedo quitarme la molesta sensación de que me están vendiendo una versión edulcorada de algo que ya vi.


    Así pues, el Starwarsómetro del Cinéfilo Incurable, que por supuesto está basado únicamente en la apreciación y gusto personal que he venido argumentando en críticas anteriores, y en el que 1 es lo más alto y 8 lo más bajo (sólo estoy tomando en cuenta las películas de Star Wars), queda así:

8.- Clone Wars (Filoni, 2008)
7.- Episodio I (Lucas, 1999)
6.- Episodio II (Lucas, 2002)
5.- El despertar de la Fuerza (Abrams, 2015)
4.- Episodio III (Lucas, 2005)
3.- El regreso del Jedi (Marquand, 1983)
2.- La guerra de las galaxias (Lucas, 1977)
1.- El Imperio contraataca (Kershner, 1980)

PARA LA TRIVIA: En cierto momento, tanto Mihcael Fassbender como Hugo Weaving fueron considerados para el rol de Kylo Ren.
   
     




[1] Al final de la serie de dibujos animados, una vez que los Thundercats han vencido a Mumm-Ra, Leon-O inicia un viaje místico al interior del Libro de Thundera para entrenarse como Señor de los Thundercats. En los cómics regresa años más tarde, ve que Nueva Thundera ha caído en manos de los mutantes, quienes han esclavizado a sus compañeros, incapaces de resistirse sin su guía.


2 comentarios:

  1. Esta película ha logrado hacer lo que pocas lograron: Crear sentimientos encontrados y polarización entre los fans, o la odian o la aman A mi en lo personal aun no capto bien que fue lo que vi y puedo decir que la verdad no me encantó pero si me gustó. Sobre todo me hace plantear ¿Que tanto pesan las decisiones empresariales en la creatividad? Harrison Ford durante años no quiso saber nada de Star Wars, renegaba a muerte de esas películas y ahora si fue el principal promotor de esta pelicula, obvio lo convencieron con muy buena$$$ razone$$$ pero además le han de haber ofrecido ser una pieza clave en el guión porque toda la película casi casi es el principal protagonista y de hecho creo que intentaron que el mayor peso argumental fuera la relación entre él y su hijo lo que fracasa irremediablemente De hecho la escena del asesinato no tiene ni por mucho la fuerza ni el impacto que se esperaba. De Kylo Ren la verdad si me gustó su actuación, por lo menos es mil veces mejor que la Hayden Christensen y si te hace pensar que lo están usando pues se ve confundido y con un dilema moral muy grande Y yo me pregunto ¿Que en esta galaxia nadie educa bien a sus hijos? ¿Porque siempre terminan siendo unos adolescentes berrinchudos, caprichosos e insoportables? La escena del duelo de sables en el bosque esta bastante bien lograda aunque el sable en forma de cruz nunca acabo de convencerme ni aqui ni en el trailer, es demasiado exagerado, como si el tamaño y el poder del arma determinara el nivel de maldad en el personaje Tambien me choca un poquito el hecho de que Kylo Ren venere a su abuelo y en ciertas partes se ve más poderoso que él, es decir ¿como puede detener rayos laser en el aire? ¿Y puede mover y atraer objetos a larga distancia? Y lo que se me hace más absurdo ¿El lado oscuro permite que puedas leer la mente de los enemigos? De plano si eran tan poderosos los Sith en el lado oscuro ¿Porque fueron derrotados por unos pubertos rebeldes? Y el hecho de que Luke no aparezca sino hasta el final en una escena bastante buena fue lo que a muchos fans si les molestó. Y ya por último el personaje de Maz se me hizo un poco metido a fuerzas como una especie de "yoda femenino" Es decir que sí conoce y seguramente sabe manejar a La Fuerza pero dirige un antro de mala muerte ¿Que onda con eso? Espero que en el Episodio VIII si expliquen un poco mas los misterios de Ren y Finn ¿Porque Finn decidio desertar del ejercito? ¿A quien espera Ren en su planeta? ¿Se revelaran más detalles de sus vidas? A ver que sucede Ahora el año que entra se estrena el spin off de Star wars llamado Rogue 1 que cuenta como robaron los planos de la estrella de la muerte A ver que tal está

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que yo nunca comparé a Ren con Anakin... nunca me pasó por la cabeza. Interesante. Harrison Ford quería dejar de salir en Star Wars desde "El Imperio contraataca" y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices sobre la muerte de Han, se merecía algo mejor... Incluso siento que me faltó ver más lamentación de parte de Chewie. También estoy completamente de acuerdo con que Maz sobra. En general, todas las escenas de acción están muy bien logradas, desde las batallas espaciales hasta los lightsabers. Sobre Rey tengo dos hipótesis: que podría ser hija de Luke o hermana de Ben. Según yo, se estrena primero "Boba Fett" y despues "Rogue One".

      Eliminar