Translate

domingo, 13 de julio de 2014

PAYASOS ASESINOS DEL ESPACIO EXTERIOR... No, en serio.


PAYASOS ASESINOS DEL ESPACIO EXTERIOR (T. del A.)
Pero cuyo título oficial en video para nuestro país es Clowns asesinos,
Y que originalmente en EE.UU. se tituló Killer Klowns from Outer Space



Stephen Chiodo, 1988

“Algunos nos hacen reír, algunos nos hacen llorar/ estos payasos sólo te harán morir” y con un tema musical en tono de glam con ese par de versos como estribillo, ¿qué se puede esperar de esta cinta? Por principio de cuentas uno debe estar de cierto humor y ponerse en la disposición de no tomársela demasiado en serio. Una vez asumido este punto, uno puede disfrutar de una pizza y un par de cervezas mientras su cerebro se relaja con esta genial peli de bajo presupuesto.


    En un pequeño pueblo del medio oeste estadounidense, de ésos que en las películas son tan comunes como el pie de atleta, una nave extraterrestre aterriza en medio del bosque. Los ocupantes de dicha nave son alienígenas antropófagos con grotesco aspecto de payasos que comienzan a invadir el pueblo, atacando a sus habitantes con escopetas de palomitas de maíz, pies de betún ácido y aprisionándolos dentro de capullos de algodón de azúcar. Ahora, la salvación de la ciudad, y probablemente del mundo, está en manos de los nerdos y los perdedores de la prepa local.


    Esta película es sensacional. Contiene todos los elementos que uno esperaría de una clásica peli de serie B, e incluso deja ver sus limitantes de presupuesto: Una historia absurda, un guión de lo más naïve, malas actuaciones y efectos especiales apenas cumplidores. Todo ello en un sentido homenaje a las películas de extraterrestres de los 50 y 60.
    ¿Y qué sería de una película de payasos sin payasadas? Claro, que éstas resultan mortales… pero no por eso dejan de ser divertidas. Si algo me encanta de esta cinta, es precisamente el ingenio que los realizadores pusieron en las escenas de matanzas. Creo que éste es el punto fuerte de cualquier película de horror y en esta, a pesar de la escasez de recursos, logran hacer cosas interesantes. Pistolas de rayos que encapsulan a la gente en algodón de azúcar, palomitas de maíz que son en realidad esporas carnívoras y, mi gran favorita: la sombra chinesca de un dinosaurio... ¡que se come a la gente!


    Y si ya para este momento está usted pensando, amable lector, que hablo con desmerecida emoción de una película que a leguas se nota que es malísima entonces la cinta no es para usted. Lo que sí puedo garantizar es que se trata de una película hecha con el corazón por los creadores de los Critters (Herek, 1986), que cae en lo ramplón, sí, sin duda, pero esta cinta es una de ésas hechas sin mayor pretensión que “vamos a hacer una película porque es divertido hacer películas”.
    Entre todas las cosas de las que esta cinta termina pitorreándose habría que incluir también toda la parafernalia de los “alienígenas ancestrales”. Así pues, en una parte de la película se explica que quizá estas creaturas llegaron a la Tierra en el pasado y los humanos trataron de recrear su aspecto, dando origen a los payasos.


    También una cuestión que ha intrigado a los fans desde 1988 es un arma que se encuentra dentro del arsenal de los payasos pero que aparece poco en pantalla: Los globos. En la película, los payasos empaquetan a los humanos en los ya mencionados sacos de algodón de azúcar, presumiblemente para comerlos después; excepto a las mujeres, quienes son encerradas vivas en unos coloridos globos y nunca se explica qué hacen con ellas… ¿Guiño a Alien: el octavo pasajero (Scott, 1979)?
    Así pues, ésta es una de esos éxitos de los videoclubes de los ochenta. Nunca se volvió realmente famosa, pero sí se granjeó una muy leal legión d seguidores que desde 1988 piden una secuela. Sin embargo, nadie ha querido producir una segunda parte de esta película considerada “de culto”... y quizá sea mejor así, de este modo Payasos asesinos del espacio exterior podrá seguir conservando esa mezcla única de ingredientes que la vuelven tan especial, quizá una serendipia eso sí, pero una muy afortunada.


    ... Y como mientras todo el tiempo que estuve escribiendo esta crítica no pude dejar de canturrear el tema de la película, ahí les dejo otra estrofa, jaja:
“Ringmaster shouts let the show begin
Send in the klowns, then they let you in
—Killer Klowns!—
See a rubber nose on a painted face
Bringing genocide to the human race.”


      
 PARA LA TRIVIA: El presupuesto total de la película fue de dos millones de dólares, mismos que se gastaron casi enteramente en producción. Los efectos especiales fueron creados por los mismos hermanos Chiodo a un muy muy bajo costo.


4 comentarios:

  1. Esta incluida en ese selecto grupo de sublimes y a la vez raras películas con la etiqueta de "son tan malas tan malas que son buenas" Es simplemente genial pero si tienes que tener muchas ganas de verla si no ni lo intentes Para mi la reina indiscutible de este tipo de películas es la de "Hombre araña vs el santo vs el capitán américa" Una joya del cine mundial! Ojala algún día la puedas reseñar

    ResponderEliminar
  2. Excelente película; ochentera total, hay que tomársela a risa, ni es seria ni pretende serlo; los payasos acojonan por lo grotesco, y están muy bien hechos. Risas aseguradas, las escenas en las que los payasos matan a gente son impagables: cuando está con los pandilleros y le rompen el triciclo, y el pandillero le dice a ve si le va a arrancar la cabeza; el payaso se pone unos guantes de boxea y es exactamente lo que hace, le arranca la cabeza de un hostión. La del sherriff que le pone las esposas al payaso en comisaría y se queda con las manos y las esposas, le lleva al calabozo y le vacila...la de las sombras en la pared....la de las marionetas...es genial; hay que verla con perspectiva, pero me parece un peliculón. La he visto un montón de veces en dark, y no me cansa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho. Me encanta la escena de las sombras chinescas en la pared. Gracias por leerme, te invito a visitar mi nuevo blog:
      https://cinefiloincurable.com/

      Eliminar