Translate

domingo, 29 de septiembre de 2013

EL CONJURO. Peli de terror basada en hechos reales... y en otro montón de pelis de terror.




EL CONJURO

The Conjuring

 
James Wan, 2013

Una de las mentes detrás de la creación de la saga Saw (2004/2010)  se une con los guionistas responsables de películas como la fallida Prueba de Fe (2007) y la (bien lograda aunque no le llega ni a los talones a sus dos versiones [oficiales] predecesoras) última versión de La casa de cera (2005) y nos trae ahora su visión del subgénero de casas embrujadas. Basada en supuestos hechos reales documentados por los investigadores de lo paranormal Lorraine Warren (Vera Farmiga en la película) y Ed Warren (interpretado por Patrick Wilson), esta cinta resulta en un ejercicio bastante bien logrado que rinde tributo y hace referencias a enorme cantidad de películas de terror.
    La familia Perron se muda a su recién adquirida casa, una antigua construcción decimonónica bastante dada al traste. Sin embargo, la deteriorada estructura no es lo más horroroso de la casa, pues en ella se han albergado espíritus demoniacos que comienzan a depredar a la familia. Ésta, desesperada, recurre a Lorraine y Ed Warren, un matrimonio de investigadores de lo paranormal quienes se enfrentarán con el que sin duda será el caso más peligroso de sus carreras, pues no sólo pondrá a prueba sus habilidades psíquicas y su fe, sino que pondrá en juego la condenación de sus almas.

 
    Entre las virtudes la película podemos contar la dirección de Wan, atinada y precisa como mecanismo de relojería. El ritmo de la cinta está muy bien logrado y durante toda la primera mitad es más cercano al terror y al suspenso de El títere (Wan, 2007) que al horror/gore que Wan había planteado anteriormente en Juego macabro (2004). Los acontecimientos se toman su tiempo para desarrollarse, llevando de la mano al espectador por lo que será una montaña rusa de suspenso y un par de muy buenos sustos (yo, fobocinéfilo curtido, me espanté un par de veces)... ¡Vamos! Wan tiene la maestría de lograr que el clásico fantasma envuelto en una sábana blanca vuelva a parecer aterrador.
    Las actuaciones son también bastante buenas y logran su cometido, pues en una película de este género gran parte del terror proviene de las reacciones de los personajes ante lo que están experimentando. Sobresale la interpretación de Lili Taylor (tal vez la recuerden por la serie de TV Six Feet Under [2002-2005]) como un ama de casa común y corriente que descubre con horror que en su casa suceden cosas que no tienen nada de comunes o de corrientes.

 
    Asimismo, otro de los elementos clave para la creación del terror es la banda sonora, y en esta película el soundtrack es bastante bueno. Logra crear atmósfera, tempo y ritmo y ayuda a la narrativa a ir contando la historia de la mansión maldita e ir desentrañando sus misterios.
    A pesar de que me agradó esta peli, debo reconocer que poniéndole atención uno puede darse cuenta de que la película sí avanza, pero rengueando y en ocasiones de plano cojea.
    Una de las grandes fallas de la cinta es el guión en sí. La primera de ellas radica en que durante toda la primera mitad de la película las diferentes subtramas tardan en integrarse de forma satisfactoria.
    La segunda de dichas fallas consiste en que sí, es agradable ver el montón de tributos y homenajes que Wan quiere mostrar en la película; pero la verdad es que llega un momento en que éstos saturan la atención del espectador. Así pues, uno comienza a ver más bien un mash-up que incluye escenas de El exorcista (Friedkin, 1973), El despertar del Diablo (Raimi, 1981), Los pájaros (Hitchcock, 1963) o Juegos diabólicos (Hooper, 1982). Además, toda la primera mitad de la cinta es prácticamente idéntica a El horror de Amityville (Rosenberg, 1979).

    Finalmente, al igual que la mayoría de los guiones de los gemelos Hayes, el de esta cinta tiene más agujeros que un queso Gruyère. Lo que es peor, muchas líneas argumentales son dejadas de lado, siendo la más notoria y la que el púbico no perdonó la de la muñeca Anabelle; que si bien es una clara referencia a la ya mencionada El títere, es presentada primero como un objeto muy importante y al final su participación resulta bastante anodina(por cierto que la muñeca sí existe y ha sido exhibida al público varias veces durante las conferencias de los Warren).
    Se trata de una película bastante disfrutable, con algunas escenas verdaderamente terroríficas y algunos efectos de maquillaje asombrosos. No es ninguna obra maestra, pero sin duda es una buena película de su género; particularmente si uno no se pone quisquilloso con el asunto de los homenajes que terminan pareciendo plagio.

 
    Pero si está basada en hechos reales… ¿Para qué tanta referencia al cine?
 
PARA LA TRIVIA: Los esposos Warren fueron renombrados investigadores de lo paranormal y trabajaron en algunos de los casos más notables de casas embrujadas en Estados Unidos en las décadas de los 60 y 70, siendo el más famoso y mejor documentado de ellos el conocido caso de la Mansión de Amityville (de ahí las similitudes entre ambas cintas, supongo… o los Warren tenían poca imaginación). El proyecto de esta cinta llevaba casi veinte años en el tintero y para documentarse, tanto Wan como los Hayes entrevistaron a la propia Lorraine Warren y a Andrea Perron, quien escribió un libro de tres partes basado en las anotaciones de su diario (al que se hace alusión en la cinta). Los eventos que toman sólo unos días en la película se supone que sucedieron durante un periodo de casi diez años.       

4 comentarios:

  1. También me asustó un par de veces y coincido con eso de la muñeca, hubiera sido mejor no ponerla o realmente volverla parte de la trama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... y la de la vida real es mucho menos tétrica; pero ésta tiene la cara del títere de la película "El títere".

      Eliminar
  2. El conjuro es una de las películas películas de terror que más me llaman la atención, pues saber que esta basada en hechos reales es algo que me intriga demasiado. Creo que en su producción es muy buena, siempre nos tiene a la expectativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, es interesante la cantidad de películas que, si bien no están tal cual basadas en hechos reales, sí fueron inspiradas por ellos; como "Psicosis", "La masacre de Texas", "El exorcista", "Wolf Creek", "Pesadilla en la calle del Infierno" y muchas más...

      Eliminar