Translate

lunes, 6 de enero de 2014

CAMINANDO CON DINOSAURIOS: LA PELÍCULA EN 3D. Pie Pequeño en busca del HD 3D.



CAMINANDO CON DINOSAURIOS: LA PELÍCULA EN 3D

Walking with Dinosaurs 3D

Barry Cook y Neil Nightingale, 2013 

¿Recuerdan el mero final de la década de los 90? ¿Recuerdan una serie de documentales de la productora británica BBC llamada Paseando con dinosaurios (1990)? ¿Recuerdan cómo éste fue el primer documental sobre dinosaurios que no se trataba de paleontólogos hablando de hipótesis y especulaciones mientras veíamos imágenes de huesos fosilizados? No, éste era el documental que nos ponía en medio de la acción. Mezclando las más avanzadas técnicas de efectos especiales, este programa nos llevaba a vivir el día a día de especies extintas hace millones de años de una manera tan realista como jamás antes se había visto, y cambió los documentales sobre dinosaurios para siempre. ¿Recuerdan todo eso? Bien, pues será mejor que lo olviden porque esta película no tiene nada que ver.
    Esta cinta es ficción, aunque parece que los realizadores sintieron algún tipo de cargo de conciencia pues casi con calzador introducen una serie de datos paleontológicos que sirven muy bien para arruinar el ritmo de la peli. No sé si los dueños de los derechos vendieron una especie de franquicia para sacar esta película, pero la verdad es que tiene poco que ver con la serie de TV.
    La película narra la historia de Patchi (voz de Justin Long en inglés), un joven e inadaptado Pachyrhinosaurus, hijo del líder de la manada, cuyas acciones siempre palidecen al lado de las de su hermano mayor Scowler (“Malgesto” en español, voz de Skyler Stone). Pero la rivalidad entre los hermanos se acrecienta cuando Patchi conoce a Juniper (Tiya Sircar), una joven hembra de otra manada. Conforme pasa el tiempo, los tres jóvenes dinosaurios van creciendo hasta que llega el momento decisivo de determinar quién será el nuevo macho Alfa de la manada; Patchi con su temperamento bondadoso y amable, o Scowler con su temple y bravura.

    Así es. Esta película es un plagio de La marcha de los dinosaurios (Thompson, 2011), que es un plagio a su vez de Dinosaurio (Leighton y Zondag, 2000) de Disney (aunque sin lémures), que a su vez es un plagio de Pie pequeño en busca del Valle Encantado (Bluth, 1988), que a su vez debe ser plagio de alguna otra que no he visto. Y ya con esto empezó mal.
    Antes de soltar la retahíla de quejas que tengo sobre esta cinta, mencionaré sus puntos buenos.
     La animación es asombrosa, y gracias a la Alta Definición uno literalmente puede ver cada escama de los dinosaurios en pantalla. Por si esto fuera poco, el efecto de 3D está magistralmente logrado y uno casi siente que está en medio de la acción que se ve en pantalla.


    La narrativa de la película es muy buena y, de hecho, parece que originalmente estuvo planeada para ser una película sin diálogos. Curiosamente, la idea original de la ya mentada Dinosaurio era precisamente ésa, ¡ah! Y tampoco había lémures; pero a los genios corporativos de Disney les apreció que el proyecto era poco comercial. Me parece que en el caso de Caminando… pudo haber sucedido algo similar.
    Y es que mi principal queja contra esta película es ésa: ¿Por qué tiene que haber diálogos? Uno entiende que los productores con sus visiones obtusas pensaron que quizá el que los dinosaurios hablaran como personas (sin mover los hocicos, por cierto) haría la cinta más atractiva para los niños; pero durante la mayor parte de la peli, las voces de los actores estorban más de lo que ayudan a la película.
    Además, por si tanto estorbo fuera poco, en varias escenas hay también una narración en off que va dando una especie de introducción a cada uno de los momentos de la peli. Y si ya habían saturado la película con voces y narraciones innecesarias, cada que un nuevo dinosaurio aparecía en pantalla la imagen se congelaba y un par de odiosas voces enunciaban su nombre científico (cual Coyote y Correcaminos) y enlistaban sus características.

    De tal suerte que un servidor llegó a sentirse harto. Quiero decir, está bien, ya echaron a perder la película poniéndole voces a los dinosaurios, ya le dieron en la madre al ritmo haciendo interrupciones didácticas; pero ¿por qué tienen que estar hablando todo el tiempo? Y es que, aparte de todo, ¿por qué tienen que narrar obviedades? Parlamentos como “¡Ay, ya me caí!” no hacen la película más accesible para los niños, simplemente son estúpidos.
    La otra cosa que no me gustó de la cinta fue la poca variedad de especies de dinosaurios que aparecieron en pantalla. Aunque esto tiene disculpa, pues entiendo que se limitaron a un grupo reducido de especies en aras de apegarse a la realidad (con dinosaurios parlanchines).
    Por último, reafirmo lo que había dicho en un principio: Esta peli poco o nada tiene que ver con aquellos maravillosos documentales de la televisión británica que se estrenaran hace ya quince años. Creo que la más grandiosa creación para continuar explotando esta franquicia fue Paseando con dinosaurios: El show en vivo que sintetizaba los episodios de la serie de TV en un espectáculo con dinosaurios de tamaño real en vivo. ¡Era alucinante! Casi se podía sentir respirar al Tyrannosaurus.

    Pero si ustedes son más tolerantes que yo y no les dan ganas de pararse en medio del cine a mandar a callar a una pantalla, esta película es un agasajo visual. En verdad, vale mucho la pena verla en la pantalla grande y en 3D... ¡Apenas si puedo esperar para conseguir mi copia en Blu-Ray y quitarle el sonido!... Y para aquéllos que han tratado de disculpar esta tomadura de pelo diciendo “es una película para niños” yo les respondo: ¡Entonces no deberían anunciarla con un título que hace referencia a una serie de TV de hace 15 años! 

PARA LA TRIVIA: Como bien pudieron anticiparlo aquellos lectores que amablemente han seguido este blog desde hace tiempo, no podía terminar este artículo sin señalar las omisiones o, de plano, errores que con respecto a la paleontología comete esta película. Muchos de ellos son accidentales, pero otros sí son completamente deliberados.
·         Los gorgosaurios que aparecen en la película tienen piel escamosa. Aunque fue durante el proceso de preproducción de la cinta que se encontró evidencia que demuestra que, muy probablemente, los miembros de la familia de los tiranosáuridos (a la que pertenece el Gorgosaurus) tenían plumas, los animadores decidieron dejar la apariencia escamosa de estos depredadores porque supusieron que el público la aceptaría mejor.
·         Un par de semanas antes de que se estrenara la película, los paleontólogos descubrieron que el Edmontosaurus tenía una especie de vela membranosa/ giba en la parte superior del lomo. Puesto que este dato era desconocido cuando se realizó la película, los Edmontosaurus que en ella aparecen lo hacen sin la vela.

·         El dinosaurio que aparece en la película y que se señala como un Ankylosurus no es tal, sino un Edmontonia. Los productores decidieron cambiarle el nombre a este animal por el de un pariente cercano suyo para evitar confusiones con el nombre del Edmontosaurus (claro, porque el público es idiota).

·         El Pachyrhinosaurus es uno de los dinosaurios cuyo probable aspecto ha generado mayor controversia lo largo de la Historia. El primer cráneo fósil que se encontró de este animal sólo tenía una masa ósea sin forma sobre el hocico. Desde entonces, las opiniones de los científicos se han dividido entre aquéllos que opinan que esta masa era el nacimiento de un gigantesco cuerno (o conjunto de ellos) y los que creen que se trata sólo de una masa. Los últimos descubrimientos parecen apoyar la teoría de la masa amorfa, y este aspecto es el que tiene el ceratópsido en la película.

·         En varios diálogos los personajes hacen referencias al mundo moderno, imposibles a menos que tuvieran el don de la premonición o algo así… ¿O de qué otro modo Patchi compararía a los Pachyrhinosaurus con gacelas?

·         Éste no es error sino guiño a los fans: El actor Sam Neill hace un pequeño cameo como el Dr. Allan Grant, personaje que interpretara en Parque Jurásico (Spielberg, 1993).


4 comentarios:

  1. Me parece una muy buena crítica, hecha por un gran conocedor (me consta).
    Pese a todos los inconvenientes, ya me dieron ganas de ver la película.

    ResponderEliminar
  2. También creo que funcionaría mejor sin voces o muy pocas intervenciones.

    ResponderEliminar
  3. creo que hubiera sido mejor que la sacaran en DVD , para fines educativos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmhhh... pues no, creo que en eso la serie sí se la lleva de calle y sí está en DVD.

      Eliminar