Translate

lunes, 28 de septiembre de 2015

EL REGRESO DEL JEDI. La conclusión de la Trilogía Original de Star Wars.


EL REGRESO DEL JEDI
Actualmente conocida como Star Wars Episode VI: The Return of the Jedi, pero que originalmente se llamó Star Wars: Return of the Jedi

Richard Marquand, 1983

Nuevamente, existen múltiples ediciones de esta película. En general, en cada lanzamiento subsecuente se han mejorado la calidad de imagen y la de sonido, se han hecho correcciones de color[1] y se han suavizado los efectos visuales. Esto es particularmente notorio en las escenas en el bosque de Endor, ya que los efectos originales tenían un color verdoso debido a la impresión óptica que se usó para insertarlos en la película; pero a partir de 2004 este tono desapareció casi por completo y los efectos se notan mucho mejor integrados. También se han incluido cambios menores como algunos elementos digitales en pantalla y se han añadido o removido parlamentos y efectos de sonido. Después del Episodio IV es la película de la saga a la que más cambios se le han hecho. Las diferencias entre las distintas versiones se detallan en el cuadro anexo.


Con esta película concluye la Trilogía Original de Star Wars y se nota: tanto en el público como en los involucrados en su realización provoca un sentimiento de nostalgia al mismo tiempo que uno de satisfacción. Al igual que sus antecesoras, la cinta rompió récords de taquilla en su fin de semana de estreno; sin embargo, no fue tan bien recibida por la crítica, que la consideró la más inferior de las tres cintas. Y aunque coincido, no es una mala película... Digo, sí es inferior a las anteriores, y es un poco peor cuando uno piensa en lo que pudo ser y no fue; pero aun así es una buena película. Y es excelente si se le compara con cualquiera de las cintas de la Trilogía de Precuelas.
    Muchos asuntos habían quedado pendientes al final de El Imperio contraataca (Kershner, 1980). ¿Se convertiría Luke finalmente en un Jedi? ¿Lograrían los rebeldes rescatar a Han Solo?   ¿Lograría Darth Vader convertir a Luke al Lado Oscuro? ¿Es verdad lo que reveló al final de la película anterior? ¿Logrará la Alianza Rebelde derrotar al malvado Imperio Galáctico? Pero, lo más importante de todo: ¿Por qué en la primera película Chewbacca se peinaba con el pelo relamido hacia atrás y después se peinó de raya en medio?



    En esta cinta nos enteramos de que el Imperio ha construido una segunda Estrella de la Muerte, aún más poderosa que la primera y que el mismísimo Emperador[2] (Ian McDiarmid) supervisará su construcción. El Lord del Sith, Darth Vader (Dave Prowse, voz de James Earl Jones) sigue obsesionado con encontrar a Luke Skywalker (Mark Hamill), el último aprendiz de Jedi, para volverlo al Lado Oscuro de la Fuerza. Luke, por su parte, viaja de regreso a su planeta natal, Tatooine —esta vez filmado en Arizona y no en Túnez— para rescatar a sus amigos, Han Solo (siempre sí volvió Harrison Ford), y Leia (Carrie Fisher) y Chewbacca (Peter Mayhew), quienes a su vez cayeron prisioneros del gángster Jabba el Hutt en su intento por rescatar a Solo.
    La Alianza Rebelde, gracias a un peligroso trabajo de inteligencia, se ha apoderado de los planos de esta nueva arma de destrucción total del Imperio y planea una arriesgada ofensiva desde la luna santuario del planeta Endor, en cuya órbita se encuentra apostada la estación de batalla. Sin embargo, una trampa del Imperio podría convertir la última oportunidad de la Rebelión para triunfar en el golpe decisivo para destruirla.
    La película originalmente se titulaba Revenge of the Jedi, pero Lucas decidió cambiar el título semanas antes del estreno pues le pareció que el que un Jedi buscara venganza contradecía básicamente todo lo que había ocurrido en las cintas anteriores —ojalá hubiera pensado esto mismo cuando escribió la Trilogía de Precuelas—.


    La producción comenzó con ciertos inconvenientes. Por ejemplo, el primer director en el que Lucas pensó para que se hiciera cargo de la película fue su amigo Steven Spielberg, cuya colaboración resultó altamente exitosa en Loscazadores del Arca Perdida (Spielberg, 1981). Sin embargo, debido a que Lucas abandonó el Gremio de Directores luego de El Imperio contraataca, la contratación de Spielberg para su proyecto acarrearía toda una serie de problemas legales y sindicales.[3]
    En segunda instancia estaba el asunto de los proveedores e intermediarios bribones. En cuanto la gente se enteraba que era la producción de una película de Star Wars la que estaba haciendo cotizaciones, incrementaban sus precios hasta en un 100%. Para evitar este abuso, la producción decidió usar un nombre clave, uno que fuera lo suficientemente poco atractivo como para que nadie se interesara en husmear su proyecto. Así, durante las etapas de pre-producción y producción, el proyecto fue conocido como Blue Harvest: A Horror Beyond Imagination.[4]
    Esta fue la primera película que George Lucas produjo enteramente de su bolsillo. Esto le dio una libertad creativa absoluta; pero a un precio muy alto: el director californiano debió reducir drásticamente el presupuesto de la cinta y esto ultimadamente derivó en que se filmara algo muy diferente de lo que había escrito originalmente.


    Para esta secuela, Lucas había adaptado el tercer acto de su guión original titulado The Star Wars (véase el respectivo comentario en mi reseña de La guerra de las galaxias [Lucas, 1977]) conforme la forma en que la historia y los personajes evolucionaron. La idea original era que la Rebelión montara un ataque sorpresa contra Coruscant, el planeta capital del Imperio, desde el cercano planeta Kashyyk con ayuda de los wookiees liderados por Chewbacca.
    Sin embargo, en ánimo de que el dinero rindiera, la producción decidió destinar la mayor parte del presupuesto a la primera mitad de la película, centrada en el rescate de Han Solo. Por esta razón, Kashyyk fue sustituido por Endor —filmado en locación en el Parque Nacional Sequoia en California, donde años más tarde se filmaría El mundo perdido: Parque Jurásico (Spielberg, 1977)— y los wookiees con ewoks (por eso sus nombres tienen las sílabas invertidas) ya que cada traje de ewok necesitaba más o menos la mitad de material que el de un wookiee. Del mismo modo, la ciudad imperial de Coruscant, que lucía colosales pirámides en estilo Art Decó, fue cambiada por una segunda Estrella de la Muerte a medio construir.
    Y aunque supieron hacer una buena película con los recursos de que disponían, recuerdo que desde que era niño y vi estas películas por primera vez siempre me botó lo de la segunda Estrella de la Muerte. Quiero decir que siempre lo sentí como fuera de lugar o sacado de la manga, como que no me acababa de convencer. Digo, ¿cuánto tiempo y recursos se invirtieron en la construcción de la primera? —Bueno, después del Episodio III sabemos que se tardaron cerca de veinte años— Como para que me salgan con que en un par de años construyeron otra...


    A pesar de todo, la película se sostiene bastante bien. La primera mitad es extraordinaria; con la corte de criaturas alienígenas alojándose en el palacio del rey del submundo, el temible Jabba el Hutt, quien por fin nos es presentado. Los artistas del Stuart Freeborn Studio trabajaron intensamente durante seis meses para fabricar a las casi sesenta criaturas que aparecen en la cinta y que hicieron las delicias de los fabricantes de juguetes.
    Jabba fue un verdadero logro del puppetteering y de la construcción de criaturas en su época. Ahora que Lucas contaba con los medios para materializar su visión original del gángster interplanetario, se dio vuelo con ello. El aspecto del despreciable ser fue uno de los mayores retos de la cinta. El productor californiano quería que Jabba tuviera el aspecto de un sultán opulento y hedonista combinado con la forma de una babosa gigantesca. El personaje pasó por casi ochenta diseños preliminares hasta que se decidió su aspecto definitivo, el cual está basado principalmente en el del actor Sydney Greenstreet en la película El halcón maltés (Huston, 1941).[5]
    Una vez que su apariencia estuvo decidida, Stuart Freeborn y sus colaboradores se abocaron a la tarea de construirlo y darle vida. Para tal empresa se utilizaron cerca de dos toneladas de arcilla y 300kg de látex, y un cuarto entero del Stuart Freeborn Studio tuvo que ser convertido en horno para poder albergar los gigantescos moldes de la criatura.[6]


    Ya moldeado y pintado, Jabba el Hutt no era un efecto especial; era un actor construido sobre diseño que tenía que interactuar con sus contrapartes humanas representando escenas en vivo. Para lograrlo, se requería la participación de seis titiriteros: Dentro de él, uno manipulaba la bocaza y el brazo derecho, otro manejaba el brazo izquierdo, un enano manipulaba la cola, dos titiriteros controlaban los ojos robóticos de forma remota y uno más, situado debajo de la criatura, movía el cuerpo. El resultado en pantalla es increíble, Jabba el Hutt, siendo una marioneta, tiene más carisma que muchos actores de carne y hueso —Loyd y Christensen, los estoy viendo a ustedes—...
    Y de entre todo este carnaval de criaturas exóticas no puedo dejar de mencionar a la banda de Max Reebo, simplemente porque son geniales. Aunque sólo eran mencionados en una línea del guión, Lucas se encaprichó con ellos y se empeñó en que recibieran mucho tiempo en pantalla. Digo, ¿cómo no encariñarse con un elefante azul de goma que toca un teclado?
     La primera parte de la cinta tiene que ver con la depredación y lo duro de la vida en el desértico mundo de Tattooine. Ya sea la depredación de los capos del crimen hacia sus súbditos o, tal cual, la depredación de monstruos gigantescos y voraces como Rancor y Sarlacc. El tema de la consumición física reaparece […] Toda esta parte está repleta de imágenes relacionadas con la consumición[7] y, en otro nivel, es un nuevo descenso del héroe a la panza de la ballena; sin embargo, esta vez el héroe no se enfrenta a su propia oscuridad interior, sino a un ser, el Rancor, que representa la fuerza y la crudeza del mundo natural —como Heracles contra el León de Nemea o Gilgamesh contra Humbaba—. Se trata, pues, de un caballero enfrentándose a un dragón en su cueva.


     Originalmente se planeó que Rancor fuera interpretado por un actor dentro de una botarga; pero los resultados no fueron para nada satisfactorios, por lo que se tomó la decisión de que el monstruo fuera una marioneta. Pero no se trataba de una marioneta cualquiera. Rancor, quien según su creador Phil Tippett parecía la cruza entre un gorila y una patata, era un muppet controlado por cuatro titiriteros: Uno que manipulaba la cabeza y las fauces metiendo su mano en el muñeco, otro que controlaba los brazos a través de varillas, otro usaba el mismo mecanismo para las patas, y uno más controlaba las manos y la nariz de forma remota.
    Una vez que los héroes han regresado del Inframundo —Luke del foso, Han de su encierro en carbonita y Leia de hacerse pasar por un cazarrecompensas—, han renacido para enfrentarse a sus enemigos... ¿De verdad? Me refiero a que algo que me gusta mucho de esta cinta es la ambigüedad que se maneja con el personaje de Luke Skywalker.


    En este punto de la historia, el destino de Luke es incierto. Se ha entrenado como Jedi, pero aún le falta completar su prueba más dura: Vencer a Darth Vader. Y en realidad, no hay garantía de que lo haga. Después de la estrecha relación que sabemos que hay entre ambos personajes, ¿realmente será capaz Luke de derrotar a Vader? Porque al usar un traje negro aun siendo un aprendiz de Jedi pareciera que tiene más afinidad con el Lado Oscuro de la Fuerza e incluso tiene un momento de anagnórisis: Cuando se arma la trifulca en la barcaza de Jabba, Luke recibe un disparo que deja al descubierto el mecanismo de su mano biónica, como un presagio de aquello en lo que podría convertirse. Y finalmente, recuerden que el recurso de la hermana gemela de Luke fue utilizado para mostrarnos que el héroe podía sucumbir.
    Y es que, además, Luke tiene todo en su contra. ¿Se dan cuenta de que en realidad sólo hay una forma en la que Luke puede ganar? Si Luke mata a Vader, el Lado Oscuro gana. Si Luke mata al Emperador, el Lado Oscuro gana. Si Vader mata a Luke, el Lado Oscuro gana. La única forma en la que Luke puede derrotar al Lado Oscuro no es ni siquiera dejando de pelear, sino convenciendo a Darth Vader de que no lo haga.
    Mientras tanto, Han Solo, acompañado de Leia, Chewie y los droides, comanda el ataque al generador del escudo de la Estrella de la Muerte en la luna santuario de Endor. Pero son víctimas de una emboscada y deben recurrir a la ayuda de los ewoks para salir avantes.


    Al igual que la mayoría de los fans de la saga, tengo sentimientos encontrados sobre los ewoks. Algunos los consideraron lo peor que le había pasado a Star Wars —por supuesto, en ese entonces ni idea teníamos de Jar Jar Binks—, mientras que a otros les encantaron. La verdad es que fueron una idea popular, que si bien da un poco al traste con el tono épico de la película, no se siente particularmente fuera de lugar, y representaron otra minita de oro para Lucasfilm. Los ewoks generaron a su vez, dos películas para televisión (La aventura de los Ewoks [Korty, 1984] y Ewoks: La batalla de Endor [Wheat y Wheat, 1985], que en nuestro país salieron directamente a video-renta), su propia serie de dibujos animados (1985) y su propia línea de figuras de acción producida por Kenner aparte de la de Return of the Jedi.
    Y, a pesar de todo, los ewoks sí tienen una razón de ser en la película, pues el discurso de las criaturas primitivas del bosque que vencen a la tecnología era uno que Lucas se empeñó en incluir en la película. Además, representan a esos seres místicos-elementales siempre presentes en las antiguas epopeyas que en cierto modo son una encarnación del espíritu del bosque. Al igual que los elfos, hadas y otros habitantes de los bosques de los cuentos, pueden ser peligrosos o de mucha ayuda. El frondoso y exuberante entorno en el que viven los Ewoks y la armonía en que habitan con la naturaleza marcan un cálido contraste con la austera y fría tecnología del Imperio.[8]


    Aunque originalmente, los ewoks fueron pensados como personajes pequeños con una apariencia más humanoide, hasta que los artistas de efectos especiales Phil Tippett y Joe Johnston les diseñaron un aspecto más como de ositos de peluche. Sin embargo, los trajes que se construyeron originalmente limitaban mucho el movimiento de los actores y eran demasiado calurosos, por lo que Stuart Freeborn tuvo que rediseñarlos y ponerles ventilas en lugares estratégicos.
    El ewok estelar, Wicket, iba a ser interpretado por Kenny Baker, el actor que interpretaba a R2-D2; pero Baker se encontraba muy enfermo el día de la filmación, intoxicado por algo que comió, por lo que tuvo que ser sustituido por el actor Warwick Davis —quien después estelarizaría Willow (Howard, 1988), también producida por Lucas—. Davis le imprimió un sello muy particular al personaje con una actuación que, según él, estuvo principalmente basada en su perro.
    En términos generales la película es muy disfrutable. La primera mitad es asombrosa y en la segunda mitad, si a uno no le agradan los ewoks, de todos modos hay una carrera de speeder bikes, la batalla en la órbita de Endor es espectacular y creo que los AT-ST son uno de los vehículos más cool de la saga. Sí, en su época fue considerada mala y se la ha tachado de ser “demasiado comercial” —sí, de verdad— y demasiado floja para un cierre de trilogía —la edición original, por lo menos—. Si bien es cierto que es la más débil de la Trilogía Original, creo no sólo es buena, sino que se ha puesto mejor con los años... excepto con la ediciones de 2004 y 2011. Supongo que a veces se gana y a veces se pierde.



Las escenas eliminadas
Al igual que sus antecesoras, esta película perdió algunas secuencias durante su edición. A continuación describo en términos generales todas ellas. La mayoría están disponibles en Youtube y fueron incluidas en la edición en Blu-Ray Star Wars: The Complete Saga (2011).
    Después de su reunión con el comandante imperial al inicio de la película, Darth Vader recorre un pasillo, pasa al lado de un droide astromecánico de color negro, entra en un ascensor y llega a su cámara. Una vez sentado en ella, intenta contactar a Luke telepáticamente.


    La secuencia anterior corta a una escena en la que vemos que Luke, escondido en una cueva y con la cabeza cubierta, siente que Vader lo llama. Luke lo ignora y termina de armar su lightsaber. Creo que ésta secuencia, que fue retirada del corte final de la película de último momento, sí aportaría cosas a la cinta. Por principio de cuentas, es la única vez en toda la saga fílmica en la que vemos a un Jedi trabajando en la construcción de su lightsaber.
    En segunda instancia, la secuencia ayuda a acentuar la ambigüedad sobre Luke y su relación con la Fuerza. Y no es solo por la iluminación, realmente creo que la secuencia, si bien es breve, tiene un tono más oscuro que el resto —quizá por eso la quitaron—.


    Una vez que Luke termina los ajustes de su arma, la escena corta al exterior de la cueva, donde vemos a R2 y a 3PO salir de ella y asomarse a un acantilado en cuyo fondo se encuentran escondidos el X-Wing de Luke y el Halcón Milenario. Acto seguido se encaminan hacia el palacio de Jabba. Aunque la secuencia fue removida, el diálogo entre los droides fue integrado a la secuencia de éstos caminando hacia el palacio de Jabba que quedó en el corte final.
    Más adelante en la película, después de la destrucción de la barcaza de Jabba, Luke, Han, Leia, Lando, Chewie y los droides tienen que abrirse camino en medio de una terrible tormenta de arena para llegar al Halcón Milenario. Allí, Luke se despide de Leia y Han. La escena no portaba mucho, pero creo que tampoco sobraba. Supongo que la eliminaron para no alargar la película.


    La última escena eliminada de esta película fue una secuencia del asalto del comando liderado por Han Solo al bunker en el que se encuentra generador del escudo de la Estrella de la Muerte. La secuencia era bastante más larga, con escenas de tiroteos entre el comando rebelde y los stormtroopers. Supongo que igualmente fue retirada para no alargar la cinta.

EDICIÓN
FORMATO
ESCENAS

1983
Cine/VHS
Llegada original de los droides al palacio de Jabba.
Número original de la banda de Max Reebo con la canción “Lapti Nek”.
Oola cae en el foso de Rancor y no la volvemos a ver. Se escucha el gruñido original del Rancor (que posteriormente se usó para el T.Rex de Jurassic Park).
No aparecen las bailarinas de Jabba.
Diálogo original entre Jabba y Leia disfrazada como el cazarrecompensas Boushh.
Secuencia original de Han Solo descongelándose de la carbonita.
1997
Cine/VHS
Toda la escena de la banda de Max Reebo ha sido reeditada e incluye nuevas secuencias. Se añadieron 9 personajes nuevos, algunos CGI como Yassim y una nueva versión de la cantante Sy Noodles, y otros Live Action como las bailarinas, los tamborileros y Rappertunie.
Se insertó una escena de Oola (interpretada por la misma actriz, Femi Taylor, 14 años después) cayendo al fondo del foso. Nuevo rugido de Rancor.
Hay una breve toma de Boba Fett coqueteando con las bailarinas Rystall y Lin Me.
Se agregaron subtítulos al diálogo.
2004
DVD
Los subtítulos fueron removidos.
2011
Blu-Ray
Se expandió la toma de la llegada de los droides de una toma estática a un paneo en el que la puerta del palacio se muestra mucho más grande.
Se agregaron destellos y colores a la secuencia.

EDICIÓN
FORMATO
ESCENAS

1983
Cine/VHS
Escena nocturna de la corte de Jabba.
Toma original de la barcaza de Jabba surcando el Mar de Dunas.
Escenas del Pozo de Carkoon con el Sarlacc original.
Los ewoks originales no parpadean.
Secuencia original de R2-D2 cuando un stormtrooper le dispara.
Lightsabers originales en el duelo de Luke vs Vader.
Después del duelo, Vader observa en silencio cómo el Emperador electrocuta a Luke.
1997
Cine/VHS
Toma extendida de la barcaza en la que se muestra una manada de banthas salvajes.
Se añadieron tentáculos y un pico digitales a Sarlacc.
2004
DVD
Se alteró el color y el contraste de los lightsabers para que no tuvieran núcleos blancos sino un color más unifrome.
2011
Blu-Ray
Se insertó un dug (la raza de Sebulba) en CGI bajando las escaleras.
Párpados y pupilas digitales fueron agregados en los ojos de los ewoks.
Nuevos artefactos CGI se agregaron a R2-D2 cuando hace corto circuito (o algo así).
Se regresó a los lightsabers originales.
Por alguna razón, decidieron que Vader gritara “¡no!” en esta escena justo antes de detener al Emperador. Quizá sea para que el grito de Vader en Episodio III no sea el único grito ridículo del personaje.

EDICIÓN
FORMATO
ESCENAS

1983
Cine/VHS
Rostro original del actor Sebastian Shaw como Vader cuando Luke le quita el casco.
Destrucción original de la segunda Estrella de la Muerte.
Al final se muestra la celebración de los ewoks con la canción original “Yub Nub”.
Toma original en tilt-down desde los fuegos artificiales hasta la aldea de los ewoks.
Celebración original en la aldea de los ewoks.
Secuencia original de los fantasmas de los Jedi.
Créditos finales originales.
1997
Cine/VHS
Se agregó un halo de escombros a la explosión de la Estrella de la Muerte.
Antes de la celebración de los ewoks, se muestran celebraciones en la Ciudad de las nubes, Tatooine y Coruscant. La canción de los ewoks es cambiada por música totalmente nueva.
Se insertaron ewoks bailando y fogatas digitales.
Se agregó una toma de Luke abrazando a Wedge Antilles.
Toda la secuencia se reeditó para acomodarse mejor a la nueva música.
Créditos finales de la Edición Especial. El tema “Parade of the Ewoks” se repite varias veces durante la suite musical para ajustarse a los créditos más largos.
2004
DVD
Las cejas de Shaw fueron borradas digitalmente para mantener la continuidad con Episodio III.
Se inserta una secuencia de la celebración en Naboo con uno de los infames gungans gritando “Wesa Free!”. Durante mucho tiempo se rumoreó que se trataba de Jar Jar Binks, pero esto fue desmentido por fuentes oficiales. Al paisaje de Coruscant se insertan los edificios del Senado Galáctico y el Templo Jedi.
Se agregaron dos nuevas tomas de los ewoks bailando.
El infame y más controvertido cambio en la historia de la saga: El fantasma de Anakin Skywalker interpretado por Sebastian Shaw es reemplazado por el de Hayden Christensen.
2011
Blu-Ray

Para complementar esta reseña, preparé un segundo video de mi colección de figuras de acción de Star Wars. Espero que lo disfruten:       


        


[1] Quizá la corrección de color más notoria es la de la toma en la que explota el generador del escudo de la Estrella de la Muerte, pues en la edición original de 1983 el cielo tenía un color más anaranjado, mientras que a partir de la Edición Especial de 1997 el color del cielo fue cambiado por el de un azul prístino.
[2] Como lo comenté anteriormente, la gran mayoría de los personajes secundarios de la saga recibieron sus nombres hasta los 90. El Emperador incluso en las figuras de acción de 1983 se llamó solamente The Emperor.
[3] Cfr. Empire of Dreams: The Story of Star Wars, Becker y Burns, Prometheus Entertainment, 2004.
[4] ¿Recuerdan el primer episodio especial de Padre de Familia que parodiaba Star Wars? Su título era precisamente Blue Harvest, haciendo referencia a esta anécdota.
[5] Cfr. Classic Creatures: Return of the Jedi, Robert Guenette, Twentieth Century Fox Television, 1983.
[6] Idem. 
[7] HENDERSON, Mary, Star Wars: La magia del mito. Círculo latino, Barcelona, 2005. P.97
[8] Ibid. P.102


2 comentarios:

  1. De hecho es muy curioso como esta película se convirtió en culto y creo al entrañable personaje de Jabba que ha sido parodiado infinidad de veces Me gustó como se resuelve el conflicto padre-hijo y como se deshace el conflicto amoroso de Han-Leia, quizás la única falla que le encuentro es que es casi el mismo guión que el Episodio IV: En la primera rescatan a la princesa, aquí rescatan a Han Solo, en la primera Luke le dispara a la Estrella de la Muerte y aquí le dispara Lando. Es muy interesante como al final todo queda cerrado y sólo queda la pregunta de que es lo que sucederá con Luke en el futuro que seguramente se sabrá en el Episodio VII Y de hecho no sé si supiste pero cuando salió la saga en Blu-ray se hizo una interesante y curiosa polémica en varios foros acerca de la escena eliminada donde aparece Luke construyendo el sable laser: Que en realidad nunca existió y que Lucas la había hecho en el 2011 específicamente para garantizar las ventas del Blu-ray con efectos y filtros para hacerla parecer que era una escena que tenia filmada desde hace 25 años y ue en realidad es un fraude Según la teoría, la prueba está en que nunca se le ve el rostro a Luke y la nave de Luke y el Halcón Milenario se nota que las agregaron con CGI además de que según lo planteado en los Episodios V y VI si Darth Vader lo quiere convencer de que se una a él para derrocar al emperador ¿Porqué cuando Luke se entrega lo primero que hace Darth es entregarlo al Emperador en lugar de hacer un último intento de convencerlo de unírsele? Finalmente te recomiendo que veas el documental: The People vs George Lucas que trae entrevistas con fanáticos, directores de cine y varias personas que explican el porqué todos estamos enojados con él No se si aun esta en youtube pero es muy recomendable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, no me sabía ésa del fraude y eso que soy bien conspiranoico. Sería cuestión de analizar la matriz de la película. A Luke tampoco se le ve el rostro cuando entra al palacio de Jabba. Yo siempre entendí que Vader lleva a Luke con el Emperador para terminar de convertirlo al Lado Oscuro. De hecho, Luke falla en mantenerse por el camino de la luz porque cae en la provocación del Emperador y lo ataca, y luego cae en la provocación de Vader; no es sino hasta que le corta la mano que se da cuenta de en lo que se está convirtiendo. Además, durante toda la película se muestra que Darth Vader tiene su propio conflicto sobre qué va a hacer con Luke. Yo no estoy enojado con Lucas, sólo me alegro de que haya vendido Lucasfilm a Disney.

      Eliminar