Translate

lunes, 18 de mayo de 2015

LOS VENGADORES: LA ERA DE ULTRÓN. O "The Avengers vs Frankenstein"



LOS VENGADORES: LA ERA DE ULTRÓN
Avengers: Age of Ultron


Joss Whedon, 2015.


La primera película de las (ahora así llamados) “Ávenllers” fue todo un logro de las películas de superhéroes al lograr conjuntar con éxito las líneas argumentales y a casi todos los actores originales de diferentes franquicias exitosas de cómics —Edward Norton huyó y tuvo que ser reemplazado por Mark Ruffalo como el Dr. Bruce Banner/Hulk—, cada una de ellas un estelar por derecho propio, en un solo producto con alto valor como entretenimiento. Bien escrita, bien actuada y  bien producida. Por supuesto, una secuela estaba garantizada, pero ¿estaría la continuación a la altura de la original?
    La historia comienza con los Vengadores asediando un castillo europeo para recuperar el cetro de Loki de las manos de agentes de HYDRA, quienes ahora además cuentan con la ayuda de dos poderosos aliados, los gemelos Wanda (Elizabeth Olsen) y Pietro (Aaron Taylor-Johnson) Maximoff —en los cómics, hijos del mutante Magneto, en esta película y Capitán América y el Soldado del Invierno (Hnos. Russo, 2014)   de origen desconocido porque Disney aún no asegura los derechos de X-Men… de hecho, en la peli nunca se refieren a los gemelos como “mutantes”, sino como “humanos mejorados”—. Total que los Ávenllers recuperan el dichoso cetro y, sin avisar a sus compañeros, Tony Stark (Robert Downey Jr. En el papel que lo volvió a lanzar al estrellato) y Banner se ponen a estudiarlo, descubriendo un gran poder en su interior; pero al mismo tiempo liberando una especie de malware alienígena conocido como Ultrón (voz del gran James Spader) que infecta la internet para después buscar construirse un cuerpo para conseguir su objetivo final: la evolución de la raza humana… aunque esto implique su aniquilación.


    Y apenas acabando de escribir el segundo párrafo, ya detecté plagios (referencias les llaman los laxos) al libro Yo, robot de Isaac Asimov (1950), al anime Ghost in The Shell (Oshii, 1995) y a Terminator (Cameron, 1984). Y así es toda la película. Es de ésas que cuando uno las ve, siente que fueron armadas con pedazos de otras películas; además de la obvia referencia a Pinocho (Ferguson et al. 1940) con la canción que canta Ultrón. El SPOILER romance entre Black Widow (interpretada por tercera ocasión por Scarlett “por-mi-voz-se-oye-que-me-fumo-varias-cajetillas-al-día” Johansson) y Hulk no sólo es clichesoso y predecible, TERMINA SPOILER sino que tiene muchos visos a King Kong (Cooper y Shoedsack, 1933). Y, finalmente, todo el argumento en su conjunto, en el que los Ávenllers son desprestigiados ante el público y deben huir para refugiarse en la granjita de la familia de Hawkeye (Jeremy Renner)… ¿No es exactamente el mismo argumento de Capitán América y el Soldado del Invierno?
    Como sea, siempre me pareció que el mayor acierto de la primera película de Los vengadores (Whedon, 2012) era el maravilloso equilibrio que lograba su guión. Ninguno de los superhéroes recibía mayor atención que otro, las historias individuales de cada uno eran interesantes y lograban acoplarse muy bien con el conflicto de la historia central.
    Bien, pues todo eso desaparece en esta segunda parte. La aparición de Quicksilver y Scarlet Witch se siente un tanto apresurada y, al no poder mencionar su relación con Magneto, la verdad es que su background se siente superficial. Del mismo modo, creo que el argumento se centra demasiado en Tony Stark —siguiendo la línea argumental lógica, uno pensaría que están preparando la historia para Captain America: Civil War— y Hulk. Es más: reto a alguien a que me diga qué escena de Thor recuerda de esta película además de la de la borrachera y el Mjolnir.


    Así, la película cojea del mismo lado que su predecesora: Recurre a muchos clichés, es predecible y quizá dura demasiado. Añádase a esos defectos la ya mencionada sensación de que esta cinta es una “Creatura de Frankenstein” armada con piezas de otras películas. El timing de los chistes sigue siendo bueno; pero la verdad es que se extraña la química que los actores tenían en pantalla en la primera parte.
    Algo que también me parece un tanto molesto y que aparece en prácticamente todas las películas de acción de esta década y parte de la pasada es el “realismo” que los realizadores tratan de darle a su show con la “cámara en mano”. Es como si sintieran que a su película le hace falta acción, entonces para que parezca que están pasando muchas cosas muy emocionantes la cámara se bambolea todo el tiempo. ¿Por qué hacen eso? Con tanto temblor a veces ni se pueden apreciar los efectos especiales fastuosos o las complejas coreografías que los actores ejecutan en pantalla. He de concederles, eso sí, que este efecto de “no estamos seguros qué estamos filmando pero los de Mercadotecnia nos dijeron que necesitaba acción” va disminuyendo conforme avanza la película.
    Ahora, ¿cuáles son los puntos buenos? Bien, pues la película tiene muy buen ritmo. Con una duración cercana a las dos horas y veinte minutos, la verdad es que en ningún momento se vuelve aburrida. Incluso en las escenas que son más explicativas siempre hay algo interesante sucediendo en pantalla. Si algo sabe hacer muy bien el monopolio Disney/Pixar/Marvel/Lucasfilm son productos de alto contenido de entretenimiento y esta película seguramente lo es.
    Otro elemento que me ha gustado siempre de las películas de Marvel es que ponen mucho esmero en el diseño de los personajes. Por lo general, han logrado un equilibrio entre los vistosos trajes de lycra de colores de los cómics y las versiones mayormente de neopreno, caucho y fibra de vidrio que se usan en las versiones cinematográficas —Dios te bendiga, Batman de Tim Burton (1989), Dios te bendiga—.


    Lo anterior queda más que claro en el personaje de Vision (Paul Bettany). Quiero decir, un tipo de piel magenta vestido con un unitardo verde y capa dorada, y con una vistosa gema en la frente es más lo que uno esperaría ver en una fiesta de Drag Queens que en una película de superhéroes. Y sin embargo aquí está, en carne y hueso y se ve genial. ¡El diseño funciona!
    El único vestuario que siento que sí quedó un poco a deber fue el de Black Widow, que más bien parece sacado de Tron: El legado (Kosinski, 2010)… Y uno entiende que los Maximoff no iban a llegar ya vestidos con sus súper trajes como en los cómics; pero hubiera sido padre verlos con atuendos un poco más personalizados. Y a Scarlett Witch con esa suerte de diadema que siempre le ponen en los cómics.
    Las actuaciones de todos son cumplidoras, no hay nada sobresaliente o siquiera brillante; sino ejecuciones correctas por parte de todos. Como lo dije arriba, un poco de la chispa de ver a estos héroes reunidos se ha perdido en esta secuela.
    Con todo, la verdad es que es una película entretenida. Tiene mucha acción y mucha simulación de acción, los efectos especiales inundan la pantalla y hay un par de chistes buenos. Aunque la peli es larga no se siente y, a pesar de ser predecible y estar llena de clichés, lo mantiene a uno pegado a la butaca.


    Y aunque la peli me agradó, no puedo dejar fuera un par de comentarios finales, la verdad:
    Primero: Si un tren ya se salió de las vías, ¿de verdad puede recorrer tanta distancia? ¿No la fricción haría que se volcase primero?
    Segundo: Inducido por Scarlett Witch, Black Widow tiene un flashback muy denso sobre su entrenamiento durante la pubertad. Es raro ver a otra actriz interpretando a Natasha Romanoff de catorce años cuando uno sí se acuerda cómo se veía la Johansson a los catorce años.
    Tercero: Sí, las películas están padres; probablemente las de Disney/Pixar/Marvel/Lucasfilm sean las mejores películas de superhéroes que hemos tenido en años y, por supuesto, el hecho de ver a varios de ellos reunidos en un solo equipo es una idea deliciosa, por no mencionar la verdadera hazaña de planeación y producción que significan estas películas. Pero siempre me ha parecido que los Ávenllers es un equipo medio chafón… Quiero decir, la razón por la que surgió el cómic de The Avengers fue, en gran parte, porque estaban bajando las ventas de las líneas individuales de los personajes. Y ya después, todo mundo que se salía de otros equipos de superhéroes iba a parar a The Avengers. El Dr. Henry McCoy/ Bestia y Wolverine después de que cada uno abandonara los X-Men, Ben Grimm/ La Mole cuando dejó los Cuatro fantásticos y Peter Parker/ Spider-Man en un momento de debilidad son sólo algunos de los héroes que han conformado sus filas… ¡Hombre, Avengers es el Velvet Revolver del Universo Marvel!



PARA LA TRIVIA: En los cómics, Ant-Man (el Hombre Hormiga) es uno de los miembros fundadores de The Avengers. Con la película de live-action basada en este superhéroe a la vuelta de la esquina, no sería raro que próximamente formara parte de la alineación de los Ávenllers en su versión fílmica.

PARA LA TRIVIA MUY GEEK: Sostengo mi afirmación de que The Avengers es un equipo de rechazados a la luz de recientes eventos, pues en los cómics quien está a punto de entrar a formar parte del equipo es Angela. Este personaje fue creado en 1993 por Neil Gaiman (quien lo creó como escritor invitado) y Todd McFarlane (quien lo diseñó como artista titular) y apareció por primera vez en Spawn #9 (publicado por Image Comics, compañía fundada por renegados de Marvel) y se trataba de una sexy ángel cazadora de demonios que estaba obsesionada con hacer del actual Hellspawn, Al Simmons, un trofeo.
    Después de su primera aparición, el personaje se convirtió en uno de los más populares del universo de Spawn, por lo que McFarlane, creador del cómic, siguió usándolo indiscriminadamente sin el consentimiento de Gaiman. Esto, por supuesto, le acarreó una demanda de parte del británico. La corte falló en favor del autor de Sandman y resolvió que McFarlane debía pagarle regalías por cada aparición del personaje después del número 100 de Spawn. McFarlane, en un movimiento ruin, mató al personaje justo en el número 100.
    En 2013 Gaiman, ya con los derechos del personaje, regresó a Marvel Comics e insertó a Angela en los eventos de la saga Age of Ultron (2013, saga en la que está basada esta segunda peli de los Ávenllers). Posteriormente, en la saga Original Sin (2014), se revela que Angela es en realidad la hermana perdida de Thor (no mamen). Actualmente, Marvel publica la serie mensual Angela: Asgard's Assassin, dedicada enteramente al personaje, donde el argumento parece en caminarse a que se unirá a The Avengers.
    Y yo, como fan de hueso colorado de Spawn, tengo un sentimiento muy raro al respecto.  

A PARTIR DE AQUÍ EL TEXTO CONTIENE SPOILERS
Ahora bien, me parece que la falta de química entre los personajes se construyó a propósito para justificar argumentalmente el cambio de alineación de la agrupación. Aunque la verdad la partida de Hawkeye se siente forzada. En resumidas cuentas, el equipo queda así:
Salen: Clint Barton/ Hawkeye (Jeremy Renner), Tony Stark/ Iron Man (Robert Downey, Jr.), Bruce Banner/ Hulk (Mark Ruffalo), Thor (Chris Hemsworth).
Se quedan: Steve Rogers/Capitán América (Chris Evans), Natasha Romanoff/Black Widow (Scarlett Johansson).
Entran: Vision (Paul Bettany), Wanda Maximoff/Scarlett Witch (Elizabeth Olsen), Sam Wilson/Falcon (Anthony Mackie), James Rhodes/War Machine (Don Cheadle, en el que me parece uno de los peores castings de la historia).
    Asimismo, como ya se ha vuelto una especie de trademark de las películas de Marvel, en el epílogo de la cinta se muestra una escena que la enlaza con futuras entregas. En este caso, después de los créditos podemos ver a Thanos (Josh Brolin) armarse con el Guantelete Infinito. 

2 comentarios:

  1. La verdad a mi me parece que esta película en general si baja de calidad un poco a lo que ya nos tenían acostumbrados El Soldado del Invierno había sido una de las mejores y de ahí han ido bajando, ahora si se siente forzada la trama y hay un exceso de personajes que ya no vienen tanto al caso Según creo los actores que interpretaban a Thor, Iron Man y Hulk ya no renegociaron su contrato con Disney para Avengers y por eso salieron (creo que Robert Downey ya ni va a seguir haciendo Iron Man) aparte de que el romance de Hulk con Natasha si se siente metido con calzador para meter una historia de amor que ablandara un poco tanta acción (en el soldado del invierno habían insinuado que tenia un romance con el Capi asi que ya se están haciendo bolas) A mi en lo personal se me hace una jugada muuuuuy arriesgada sacar a los personajes principales y meter nuevos Avengers con la esperanza de que la franquicia se sostenga por si misma (pues ninguno de los nuevos tiene una película personal que los haya introducido como sucedió con los que se van) Esperemos que este mega proyecto de Disney siga manteniendo la calidad aunque yo creo que ya tienen los días contados y de hecho le doy unos 4 años para que la franquicia de superhéroes muera (si es que Disney no se apura a negociar los derechos de los demás personajes con los demás estudios y crean un universo más grande pues ya ves que recuperar Spider Man fue un enorme logro de Disney dado que Sony echó a perder el personaje de una manera ridícula)
    Y por cierto: Larga vida al Batman de Tim Burton, que ya se encuentra en el paraíso y valhalla de Hollywood Siempre te veneraremos recordaremos y te estaremos eternamente agradecidos por tener y envejecer con dignidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la primera parte es muy superior. También yo estoy convencido de que la salida de personajes se debió a cuestiones laborales y no al argumento; ahora más que nunca The Avengers parece equipo de rechazados. A ver qué logran conseguir para cuando empiecen el desmadre del Guantelete Infinito, porque si no, el show va a estar muy chafa (seguramente entrarán Spider-Man y Ant-Man... quizá junten a The Avengers con los 4 Fantásticos... habrá que ver).
      Y en cuanto a Viuda Negra... En los cómics le dicen "La Tabla del 1"; pero también en los cómics estuvo casada por un breve periodo con Hawkeye.

      Eliminar