Translate

lunes, 29 de abril de 2013

LA MASACRE DE TEXAS: HERENCIA MALDITA. Borrón y cuenta nueva... por cuarta vez.


MASACRE EN TEXAS: HERENCIA MALDITA
Texas Chainsaw 3D

John Lussenhop, 2013
Michael Bay y su equipo habían declarado que el remake de La masacre de Texas (Nispel, 2003) era una ocasión especial, como para festejar el trigésimo aniversario de la película. Gracias al excelente recibimiento que tuvo, a pocos meses de su estreno, los distribuidores comenzaron a presionar a Bay para producir una secuela que, tras un largo periodo de negociaciones, vio la luz en forma de una precuela de calidad aceptable tres años después (The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning, Liebesman, 2006). Quienes escribieron el guión de esta cinta se aseguraron de que la trama se sostuviera con alfileres y de que todos los huecos posibles fueran llenados para eliminar la posibilidad de expandir la historia, cerrando así las puertas a potenciales secuelas. Y sin embargo, ahora, cinco años después, tenemos una nueva película de la saga Masacre en Texas.
    Casi cuarenta años atrás, en el condado Newt en Texas, se corrió la noticia de los horrendos crímenes cometidos por la familia Sawyer. Los vecinos de la localidad superaron a las fuerzas policiacas y emprendieron un asalto que terminó con la quema de la casa en la que se había atrincherado el clan de caníbales. En la actualidad, la joven Heather Miller (Alexandra Daddario) recibe inesperadamente un aviso sobre la muerte de una abuela cuya existencia ignoraba y que le ha heredado su propiedad en el condado de Newt. La sorprendida heredera viaja al lugar en compañía de sus amigos, sólo después de descubrir que sus padres biológicos no son quienes ella creía, que en realidad desciende de un matrimonio de apellido Sawyer y que la mansión que recién heredó ya tiene un inquilino permanente. 
    Esta película cumple básicamente con todos los elementos clásicos de la saga de Masacre en Texas: Leatherface corriendo con una motosierra, jóvenes absurdamente ingenuos, un montón de escenas fusiladas de películas anteriores de la saga y chicas sexys corriendo en camiseta (¿Se acuerdan de Cynthia [Tania Raymonde], la novia nerda de Malcolm en la serie de TV Malcolm in the Middle? Bueno, pues creció… ¡Y en qué forma!).

    Lo que no me encantó fue el intro, el cual se compone básicamente de escenas seleccionadas de la Masacre de Texas original. Entiendo que esto atiende a dos propósitos: El primero y más evidente, enlazar la historia de esta cinta con la de la saga original; y el segundo, que el público pudiera disfrutar de las escenas clásicas de 1974 en glorioso 3D… sarcasmo incluido pues no le veo sentido a formatear en 3D una peli que originalmente se filmó en 16mm; de hecho el Blu-Ray ya me parecía un absurdo.
    Y en cuanto a lo de enlazar la historia, creo que sí merece un comentario al respecto. Ésta es ya la quinta vez que se altera la cronología de Masacre en Texas ¡Por favor! ¿Cinco líneas del tiempo (como se explica más abajo en el cuadro anexo) para siete películas? ¿No será que más bien la trama original nunca dio mucha tela de dónde cortar? Así las cosas, con esta peli se manda al caño lo planteado en tres secuelas y un remake con su respectiva precuela.

    No me malinterpreten, soy un fan de Leatherface (Dan Yeager) y su familia de caníbales y he visto todas sus aventuras, tanto sangrientas como cómicas, varias veces; pero creo que por lo mismo debería ser de los primeros en reconocer que esta fórmula se agotó hace cuarenta años con la primera cinta. Casi cada nueva entrega de la franquicia es un reboot de la misma.
    Otro de los recursos agotados de esta franquicia es el de los “tributos/fusiles”. A partir de la tercera cinta, muchas de las escenas de asesinatos buscan “rendir tributo” a escenas clásicas de las primeras dos cintas. Esta tendencia se ha continuado en prácticamente todas las películas de la franquicia, incluyendo el remake y su precuela.
    En esta cinta en específico se “rinde homenaje” a las clásicas escenas de los ganchos para carne y del refrigerador que resultaron tan escalofriantes en la peli original.
    Ya que estoy hablando específicamente de esta película y de sus fallas, mencionaré las que más saltaron a mi vista. Para empezar, está la edad de Heather. Revelando tanto cuanto mi política anti-spoiler me lo permite: ¿La chica no debería andar rondando los 40 años en vez de los 25? Digo, porque claramente la peli está ambientada en la época actual.

    Muchos críticos consideran que una de las razones por las que las películas de horror, particularmente las Slasher movies, tienen tal éxito es porque hacen sentir al público inteligente. Sin embargo, la falta de sentido común en los jóvenes de esta cinta raya en un absurdo que haría sonrojar a Ionesco. Está bien que los personajes sean un tanto lerdos, pero que de verdad todos estén de acuerdo en las idioteces que hacen se vuelve fársico.
    Lo anterior además se ve reforzado con un guión un tanto flojo y mal armado, aunque con elementos interesantes. Y es aquí donde comienzan los puntos fuertes de la cinta.
    Por lo menos a nivel de argumento se agradece que por fin se hayan tomado riesgos con el personaje de Leatherface y su rol en la trama. Quizá esta vuelta de tuerca es bastante predecible, pero no recuerdo haberla visto antes en ninguna de las películas de la serie.
    Me pareció que en realidad esta película no se toma demasiado en serio a sí misma, y está bien. De hecho, uno como público debe poner un poco de su parte y entrar en el juego de esta película, no tomándosela tan en serio tampoco. En sí resulta bastante divertida y no fui el único miembro del público en soltar varias carcajadas a lo largo de la cinta; de hecho, puedo decir que la disfruté bastante, sólo que para ello debí renunciar a ponerme demasiado exigente (y a verla en 3D porque los horarios eran horribles).

    Un guiño hacia los fans que me pareció encantador fue que los realizadores lograron reunir a Marilyn Burns, Paul A. Partain y Gunnar Hansen (Sally, Franklin y Leatherface respectivamente), miembros del elenco original de la clásica película de 1974, en papeles secundarios.
    En conclusión, ésta película no es ningún clásico del género; ni siquiera está a la altura de otras películas de la serie y, de hecho, un servidor la ubicaría más bien en el extremo de las peores (no tanto como la tercera o cuarta partes, claro). No es tan sangrienta tampoco, pero tiene su encanto. Tampoco es una comedia abiertamente como la segunda parte; más bien me recordó a las películas intermedias de la saga de Viernes 13, que tenían poco sentido y más bien buscaban ser divertidas.
    ¿La frase que se robó la película? “Go get’em, coz’n!”
    Tratando de aclarar el desmadre de las cinco líneas temporales de la saga (diferenciadas por colores), presento aquí uno de mis ñoños, ilustrativos y divertidos cuadros comparativos:   
PELÍCULA
AÑO
SINOPSIS
PUNTOS A DESTACAR
La masacre de Texas
(The Texas Chainsaw Massacre)
Conocida en España como Masacre en cadena.
1974
Tras escuchar una noticia sobre el saqueo de tumbas en el cementerio donde yacen sus abuelos, los hermanos Hardesty (Sally y Franklin), acompañados de un grupo de amigos, deciden viajar a Texas a la antigua casa familiar. Ahí descubrirán a una familia de caníbales cuyo miembro más representativo es un grandulón retrasado mental con afición por usar máscaras hechas con piel humana y asesinar gente con una motosierra.
La insuperable primera entrega de la saga es un clásico del cine de horror. Sirvió como modelo para prácticamente todas las Slasher Movies que vinieron después.
La masacre de Texas 2
(The Texas Chainsaw Massacre 2)
Cuando se transmitió por televisión en México la titularon La gran masacre de Texas parte II.
1986
Tras 13 años de búsqueda, y gracias a la transmisión radiofónica en vivo de un asesinato a manos de la familia Sawyer, el sheriff “Lefty” Enright (un sobreactuado Dennis Hopper) está a punto de dar con los asesinos de su sobrino Franklin. El rastro lo conduce, junto con una sexy locutora, a un parque de diversiones abandonado que sirve de refugio al sádico clan y donde Enright librará una peculiar batalla en aras de la venganza.
La segunda entrega de la saga es en realidad una comedia con elementos horroríficos y un tono completamente fársico. A pesar de que el hermano de Leatherface murió atropellado al final de la primera cinta, en esta aparece sin más reparo que una placa de metal en el cráneo.
    Esta cinta fue además víctima de la censura, que cortó una de las escenas más sangrientas en la que los Sawyer se enfrentan con un grupo de hooligans en el estacionamiento de un estadio.
La masacre de Texas 3ª parte
(Leatherface: Texas Chainsaw Massacre III)
1990
Un par de hermanos californianos viajan por Texas y son amenazados por el empleado desquiciado de una gasolinería. Tratando de escapar y conseguir ayuda, los hermanos se adentran por un sendero en el campo, donde serán cazados por Leatherface y su familia.
Una de las peores películas de la saga, es aburrida y absurda. En esta cinta, aunque se hace referencia a los crímenes de la familia Sawyer en las primeras dos cintas, se plantea una nueva cronología y no se deja claro si estos Sawyer son los mismos de las pelis anteriores o no; de hecho, el interés de la película se centra en la familia caníbal, que en esta peli ya tiene más miembros que la de los Beverly Ricos.   
    Imperdible la terrible actuación del incipiente Viggo Mortensen como uno de los hermanos de Leatherface.
La masacre de Texas: La nueva generación
(The Texas Chainsaw Massacre: The Next Generation; titulada originalmente The Return of The Texas Chainsaw Massacre, y conocida también como The Revenge of The Texas Chainsaw Massacre)
1994
Dos parejas de prepos en camino hacia su baile de graduación toman una desviación en los bosques de Texas y quedan varados en el camino. Son remolcados por la grúa de Vilmer (un jovencísimo Matthew McConaughey) quien los lleva a casa de su familia, un clan de sádicos caníbales que incluye al travesti armado con motosierra, Leatherface.
Un verdadero desastre. Esta película nunca se decide si ser una peli de horror seria, una parodia de la Masacre… original, un remake o un reboot. Es tan mala que se estrenó con 4 años de retraso debido a una orden judicial promovida por el agente de McConaughey, quien consideró que la cinta dañaba la imagen de su cliente.
    Por cierto, en esta versión, la familia caníbal se apellida Slaughter.
Masacre en Texas
(The Texas Chainsaw Massacre)
2003
De camino a un concierto de la banda Lynyrd Skynyrd, un grupo de jóvenes recoge a una joven trastornada en medio de la carretera. La sorpresiva muerte de la chica los obliga a pedir ayuda en una gasolinería y, antes de darse cuenta, se ven perseguidos por Leatherface (Andrew Bryiniarski, quien interpretó a Zangief en la inmunda peli de Street Fighter), un psicópata caníbal, y su familia.
Excelente remake de la primera cinta, es probablemente la película más sangrienta de toda la serie. Se roba la película el excelente actor de carácter R.Lee Ermey con su interpretación del sádico sheriff Hoyt.
    En esta versión, el verdadero nombre de Leatherface es Thomas Brown Hewitt.
Masacre en Texas: El inicio
(The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning
2006
Antes de ser enviados al frente durante la Guerra de Vietnam, dos hermanos y sus novias realizan un viaje de placer por Texas. Al verse envueltos en un accidente, tienen que vérselas con el supuesto Sheriff del lugar, Hoyt, su sobrino Thomas “Leatherface” (de quien se narra el origen) y su familia de caníbales.
A pesar de que el plan de Michael Bay y su equipo era el de no continuar la saga de Masacre en Texas después del remake, los distribuidores los convencieron para hacerlo. El resultado es esta cinta, bastante mediana, en la que casi con calzador se introducen escenas que buscan no dejar cabos sueltos ni dar lugar a más secuelas (de hecho, esta cinta es una precuela debido a que el remake original termina con Leatherface lisiado).
Masacre en Texas: Herencia maldita
(The Texas Chainsaw Massacre 3D)
2013
Heather Miller viaja a Newt Texas en compañía de su novio y amigos a reclamar la mansión que ha heredado de su abuela desconocida. Allí se encontrarán con que Jedediah Sawyer, el último descendiente de una familia de caníbales que aterrorizó la región en la década de los 70, sigue vivo y blandiendo su motosierra.
Al no poder expandir la historia a partir de las pelis de Bay, los realizadores decidieron alterar nuevamente la cronología de la saga, insertando esta entrega justo después de la primera. Es decir, debiera tomarse esta cinta como Masacre de Texas 2.
    La película retoma muchos elementos propuestos a lo largo de la saga y también repite escenas; pero, al mismo tiempo, lleva la historia por un rumbo diferente, quizá no tan logrado, pero sí novedoso.


PARA LA TRIVIA: Esta película se estrenó en Estados Unidos en enero de este año, mientras que en México se estrenó a mediados de abril en horarios poco cómodos y con un número limitado de copias. En EE.UU. la respuesta del público fue tan favorable que desde febrero se confirmó el estreno, para el próximo año, de The Texas Chainsaw Massacre 4 (título provisional).
TAMBIÉN PARA LA TRIVIA: A pesar de que tanto la primera película de 1974 como el refrito de 2003 se jactaban de “estar basadas en hechos reales”, la realidad es que en toda la historia del estado de Texas no hay un solo reporte de asesinato en el que se haya utilizado una motosierra como arma homicida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada